Acerca de mí

Mi foto
Soy Mexicana, amo la literatura en general...hablar de letras es hablar de la vida, de la pasion que siento al escribir, desde muy niña. les invito a adentrarse en este espacio poetico donde se encontraran con sus sueños olvidados y volveran a renacer en el maravilloso mundo de las letras, todos los nombres y personajes que aparecen en la escena de cualquier poema o novela son totalmente ficticios, todos fabricados en la imaginacion de esta servidora, cualquier parecido con la realidad es solo coincidencia.

31/03/2012

Pasión en los viñedos (Novela) capitulo 2. Una visita desde America






                                                                   capitulo II

                                                      una visita desde America



…como podía decir eso tan fríamente… si lo había extrañado cada día…ya sin ilusiones, recordaba que siempre fue un… engreido mentiroso!, sentía rabia por haber creído que él la amaba, como pudo ser tan tonta! Pero era tarde para lamentarse. Ahora debía por lo menos intentar olvidarlo.

Se despidió del abuelo, debía ir a las oficinas, alli recibiría a Frank Stephens, el ingeniero que había llegado desde California.

Momentos después, desde la ventana que daba hacia la calle, vio acercarse  a un taxi, de el bajo un joven sumamente atractivo, vestido con una camisa negra, pantalón de lino gris y corbata.

Alguien llamo a la puerta del despacho, era la recepcionista, señorita Feromonti, llego el ingeniero que usted espera,- hágalo pasar por favor Alessandra.

Buenas tardes,!- Giovanna Feromonti, a sus órdenes,- encantado de conocerla señorita Giovanna, mi nombre es Frank Stephens de la compañía FWI American.

… Que ojos! Madre mía! -penso ella, aspirando su varonil perfume, … sintió el firme apretón de manos…no la soltaba! ella se ruborizo un poco, no se consideraba una chica coqueta pero tenía que reconocer que le había encantado.

Mi abuelo me pidió atenderle en lo que necesite, -muchas gracias, he tenido el placer de platicar con su abuelo por teléfono, es un gran conversador! – sí,- dijo ella riendo, -mi abuelo se apasiona hablando de vinos!, bueno, para empezar me gustaría que nos tuteemos, me puede llamar Giovanna, -no se enojara su abuelo?, claro que no, a él no le gustan las solemnidades, es bastante sencillo, ya lo conocerás…Frank.

Entre quehaceres y tareas de oficina se le fue la semana, tuvo que  ir y venir por las tiendas comprando algunos muebles y enseres para el departamento de Frank, mientras el recorría los viñedos en amenas charlas con el abuelo.

Esa noche Frank la sorprendió intentando poner una bombilla de luz en el  porsche,- la necesitaras, ya entregaron tu carro esta mañana, solo que no tuve tiempo de ir a recogerlo!- dijo ella, casi jadeando al ponerse de puntillas sobre la silla…trastabillo, y aunque quiso encontrar el equilibrio, vino a caer justo en los fuertes brazos de Frank, por fortuna estaba el ahí…miro la bombilla que aun sostenía en su mano, se habría cortado si hubiese caído al suelo! Oh! Gracias Frank!,- no me agradezcas, debí ayudarte…el con su metro y noventa, no tuvo problemas para ajustar la bombilla en su lugar. Mientras tanto ella observaba sus fuertes brazos y  esa musculatura natural, entre tanto el  la observo de reojo y la pillo viéndole el trasero…-listo ya está- dijo el, para celebrar que logramos alumbrar el porche te invito a cenar, te parece?, ella se negó al principio, pero luego acepto ir a un lugar casual, no estoy vestida para la ocasión .

Se metió al baño, se vio en el espejo, no me veo tan fachosa, pensó! – tomo un poco de maquillaje de su bolsa, puso un poco de nude a sus labios y rubor en tono durazno a sus mejillas, realzo con rímel sus pestanas, recogió su cabello y coloco una peineta, vestía unos pantalones azul marino y una blusa blanca con botones al frente, su bien delineada figura se recorto a contraluz cuando ella abrió la puerta.

Giovanna salió y el al verla  quedo impresionado, siempre la había conocido sin gota de maquillaje,  tan delicada como era…tan bella, pero ahora realzando su hermosura con artificios de mujer, se veía tan maravillosa, tan bruja! Caminaron hacia la salida, mientras el la tomaba del brazo, y susurrándole al oído le dijo, estas increíblemente hermosa, ella se impresiono de verlo tan cerca…tan cerca de su piel y de su boca…gracias!- musito ella apenas abriendo los labios, el ruido de los autos le disipo la mente que empezaba a marearse con aquellas palabras…

Frank disfruto mucho la cena, entre charlas y bromas, porque él era bastante simpático, muy agradable, muy amable, pero ante todo, un caballero…al menos así lo parecía.

De regreso, Gio dejo a Frank en su departamento, y él se despidió de ella dándole un tierno beso en la frente.

Al día siguiente, por la mañana, el abuelo le asignó un cargo en la administración, desde ahora trabajaría hombro a hombro con sus banales primos, quienes la veían como una amenaza pues ella podría descubrir sus malos manejos en las finanzas. Por la tarde  fue a recoger el carro de Frank, le llamo al celular, -aquí tengo tus llaves! –dijo divertida- vienes por ellas? Dónde estás? pregunto el,- en la bodega 15 ala derecha.

Después que Frank recogió sus llaves, le propuso ir a nadar, había llegado el verano y él se había inscrito en una alberca cercana.  Ella recordó sus logros en las albercas de natación en Inglaterra, donde solía pasar las tardes de verano con sus amigas…está bien! Acepto.

Se puso un enterizo con estampado en flores de vivos colores, sujeto su cabello al hombro cortado en desigual con una liga, que la hacía sentirse tan coqueta como una adolescente, verla caminar sin zapatos era algo que a Frank le había fascinado, su sensual figura y su belleza impresionaron aquella tarde en la alberca… ella le mostro a Frank su ‘nado sincronizado individual’ mostrando fuera del agua los gráciles movimientos de sus bien torneadas piernas, - me pones bronceador?-

-Frank un tanto nervioso, coloco un poco sobre su espalda, y mientras lo distribuía con sus manos, al sentir la sedosa piel estremeciéndose al contacto de sus dedos…tuvo que reprimir el intenso deseo que sentía al recorrer los bien formados glúteos y su hermoso talle, tuvo que mirar hacia otro lado y respirar profundo,   estaba nervioso y no podía controlarlo, acaso era un puberto?... A sus 28 años había estado con varias y hermosas chicas, pero ninguna le  había gustado tanto como Giovanna.

Se estaba haciendo ilusiones con ella? recordó quien era…no podía enamorarse de ella…se recordó a si mismo porque había viajado desde California hasta alli, y cuáles eran sus verdaderos motivos…


Años atrás, en la vieja mansión, nació un bebe varón…esta historia continuara en el proximo capitulo.

25/03/2012

Pasión en los viñedos (Novela)






Pasión en los viñedos





Cap. I


La pequeña uva de oro





Se  reflejaba la luz del sol en Gattinara, en la región de Piamonte, sobre  los viñedos de Feromonti, en Italia, la vieja mansión era propiedad de los Feromonti, familia adinerada que había amasado una fortuna, con la producción y exportación de vinos desde 1927. Era costumbre familiar legar la responsabilidad  a los varones, Luciano Feromonti, el abuelo , era quien estaba a la cabeza de la compañía, un hombre fuerte  y distinguido, pero algo machista; pensaba que la producción y la administración era solo tarea de hombres.  Esa mañana esperaba a su nieta Giovanna que llegaría desde Cambridge, Inglaterra; ella había terminado su carrera de gestión de negocios, con el pesar del abuelo que le había exigido hacia 7 años que se quedara  en la mansión  a cuidarlo. Luciano adoraba a sus nietos, pero Giovanna era su pequeña’ uva de oro’;  la había llamado así cuando de niña, recorría los viñedos en busca de la uva de oro, que ella en su imaginación, creía que existía.  Así se fue empapando de ese ambiente campirano y bohemio, pero también fue adquiriendo destrezas y conocimientos sobre el proceso de añejamiento y producción del vino; y es que, desde que sus padres murieron en aquel accidente de avión,  se había quedado tan sola, y había derramado todo su amor en sus abuelos, no tenía hermanos, salvo algunos primos irresponsables y superficiales,  a quienes se les había legado la responsabilidad de estar al frente de la producción. Ella le demostraría a su abuelo que se había formado un carácter, que amaba los viñedos, y que podía ser de mucha ayuda en la compañía.


Sonó el teléfono, Livia, el ama de llaves llevo el inalámbrico al sr Feromonti. - Hola?- Llamo una voz de mujer-si? Quien habla? -Dijo Luciano, -soy  Giovanna! No me reconoces abuelo?


Se quedaron hablando unos minutos y después el sr Luciano llamo al chofer para que lo llevara hasta el aeropuerto, el mismo recibiría a su querida nieta.


Momentos después Luciano veía a través del cristal de la puerta de espera a los pasajeros que bajaban del avión proveniente de Inglaterra, pero no reconoció a Giovanna que lo miraba con ternura a unos metros de él, ella le sonrió, y por fin el abuelo volvió a ver detrás de aquella mujer a su bella nieta.


Se abrazaron emocionados, después de tanto tiempo ellas volvía al viejo hogar que siempre extraño.


 Al llegar a la mansión, Livia salió a recibir  a su querida Gio, como le decía cariñosamente; - nana!  por fin vuelvo a verte! Estas igualita, no ha pasado el tiempo por ti, dijo abrazándola!   Y tu estas irreconocible niña Gio, te has puesto más bonita de lo que eras!...entre broma y broma caminaron por la vereda de piedra, flanqueada por árboles. Debes traer hambre, quieres que te prepare algo? Dijo Livia- si por favor nana! la pasta con queso azul que tanto me encanta! Mientras me daré un baño. Gio se encamino detrás de Pía, la mucama, ella le mostraría su habitación…como si Gio hubiera olvidado el camino a ella, había recorrido tantas veces los interminables pasillos y los tenia grabados en su memoria y en el corazón a detalle. Cada cuadro en la pared le narraba una historia, un pasado que pudo haber sido y no fue…a tres habitaciones de la suya, vio una representación de ‘las meninas’, se detuvo…observando cada pincelada…delineo  con el índice lentamente la rugosa superficie… inevitablemente tuvo que recordar a un pintor… Virgilio, el joven pintor que le había robado el corazón en aquel beso cuando ella era adolescente; el solía visitar a la familia muy a menudo, ahora era un pintor famoso, lo último que supo es que vivía en Florencia


Alli tenía una galería donde presentaba sus obras… Virgilio Conti, su cuerpo se estremeció tan solo al recordar su mirada, y aquella seductora voz que la arropaba en sus sueños de juventud.


La voz de Pía la saco intempestivamente de su letargo, señorita Giovanna, esta es su habitación, gusta usted que le prepare la ducha? – prefería estar sola, de pronto sintió mucha tristeza, ese cuadro le había sacado a su  recuerdo las profundas heridas de aquel gran sentimiento! – no Gracias Pía, puedes retirarte. Lloro bajo la ducha, desahogando la pena que llevaba en el alma.


Eran las 11 de la mañana,  luego de desayunar, monto un caballo y fue a recorrer el gran valle, los viñedos le parecían más tristes ahora…regresaba y se encontró al abuelo, -Gio, que te pareció el paseo? fue muy largo abuelo.  Luciano contesto riendo,-¿ sabes que compramos las tierras vecinas, para extender los viñedos?, la producción no era suficiente, de pronto empezamos a exportar nuestros vinos a  Latinoamérica y necesitamos más cultivo, por cierto hija, mañana llega un ingeniero agrónomo  de los Estados Unidos, vio nuestras técnicas de cultivo en un documental publicitario, y tomara un curso para la compañía vitivinícola para la que trabaja, se establecerá una temporada por acá, y quisiera pedirte que te encargues de atenderlo.- Claro que sí, abuelo, lo hare, no te preocupes, y además será un placer para mi poder ayudarte-.


Ya en su habitación, intento dormir bebiendo una taza de té caliente, pero los viejos recuerdos, las viejas sensaciones de su último encuentro con Virgilio, quemaban su piel como el calor del verano que se acercaba…


El nuevo día la sorprendió cuando un rayo de sol le acaricio la cara, aparto las sabanas y se dio un estirón pensando que el porvenir le traería el olvido que tanto anhelaba…


Luego de una ducha, bajo a desayunar unas deliciosas tostadas con miel, fruta fresca y jugo de arándanos. Livia la reprendió diciendo…eso es todo? Por eso estas tan delgada, necesitaras energía y mucha para lo que te espera…-sí, nana ya sé que tengo mucho trabajo que hacer,-…pero Livia no hablaba precisamente de las obligaciones en la viña…ella mejor que nadie, conocía el pasado idílico entre el famoso pintor y ‘Gio’, y es que había leído el diario de esa mañana, en la portada de la sección de Arte  se encontraba Virgilio Conti, llegaría a la provincia en dos semanas. Pero Livia era muy discreta, no iba a contarle nada; dejaría que ella misma leyera el encabezado… su café  sr Luciano? No,  esta vez tomare un té,…ah! Y me traes el diario por favor,…Livia deposito el diario sobre la mesa, junto al Sr Luciano, que comenzó a comentar las noticias con su nieta, y entre charla y charla, Giovanna escucho con sorpresa, -recuerdas a Virgilio Conti, el pintor? Llegará dentro de unos días para abrir una galería de arte-


Ella intento disimular sus nervios ,- creo que si lo recuerdo, abuelo-


…como podía decir eso tan fríamente… si lo había extrañado cada día…ya sin ilusiones, recordaba que siempre fue un... le invito a seguir esta apasionante  historia en el proximo capitulo.      






Ya lo ves


Ya lo ves...



No soy fácil de doblegar ya lo ves…

El hierro se templa en el fuego

Ya lo sé que para ti fui solo un juego

Mas soy la pieza principal del ajedrez

Domínate como yo…

No puedes!

Pues tus hilos dependen de otras manos

Que halan y hacen de ti lo que eres

Un títere humano…

Al caer yo me levanto con arrojo

Y por ver adelante no vacilo

Mi destino esta frente de mis ojos

Pues proyecto al futuro mi camino

No miro atrás porque yo soy una guerrera!

Nací para ganar en la batalla

No me conformo con ser solo una trinchera

Soy roca, fortaleza, soy muralla

No le temo a caer porque edifico

Mi casa espiritual sobre la piedra

Cuando lleguen tormentas de granizo

Mi fe florecerá como la hiedra!

No soy fácil de doblegar…ya lo ves!

Una mujer como yo



                                                                        



Una mujer como yo

No se rinde ante el fracaso

Toma su lanza y alza los brazos

Al grito de su búsqueda interior



…ve salir el sol en el oriente

Y lo espera con champagne en el poniente

No le temo al dolor, ni al tiempo, ni a la verdad

Porque ninguna de estas cosas es absoluta realidad!



A quienes amo, amo con sinceridad

Con los hipócritas no tengo nexos

Acepto de la vida su cóncavo y convexo

Y cual una guerrera tampoco miro atrás!



Nadie determina a una mujer como yo!

Si soy aire…luz de Luna

…apasionadas olas…

En el mar de la furia

O, si soy tierna flor que con dulce fragancia

Perfuma aquella brisa, que al abrir tu ventana

Con inmensa dulzura… acaricia tu alma!



Taciturna tarde, o brillante amanecer

Puedo ser blanco, azul, verde o grana

Sencillez, vanidad, ángel, luna o mujer

Yo puedo ser lo que me venga en gana!



...nadie determina a una mujer como yo!


Los gatos


Los gatos



A veces creo que los gatos piensan lo mismo que yo

Por la forma en que miran sus ojos intrigados al mundo

Y hartos de incomprensión se dedican a pescar algún bicho

Y con suerte un ratón!

Yo no estudio a los gatos por saber cómo son

Porque muy en el fondo lo sé, son mejores que yo

Pero admiro sus actos porque van por la vida

Mostrando  gran astucia en cada movimiento



Y más en cada acción…

Oh! Gatos, misteriosos, marrulleros, tramposos

Astutos y agresivos así son

No tienen siete vidas como dicen

Pero siempre se afilan las uñas…



Buscando una mejor…!




Fiesta Lúgubre


Fiesta Lúgubre



La noche de ayer bailé como nunca!

Fue una de esas noches en que no hay estrellas

luceros… ni luna…

Solo nubes negras que presagian lágrimas

en forma de lluvia…

Al son de la orquesta

Comenzó la fiesta

Y ya en la tertulia

Conocí a Tristeza y a Melancolía

Mas no llego Risa, ni Jacarandosa

Ni Dulce María.

Y arribo el Dolor vestido de Amor

Y con el baile hasta amanecer

Descalzos los pies

No hubo más…todo terminó

Después de llover

Lágrimas de amor

La noche de ayer.

Una nueva Era


Una Nueva Era





Anochecer …La luna mortecina

Se cuela entre los arboles

Y alla  abajo, los buitres…

Esperan su caída



Otra edad que se ha ido

Y aquella… que en otro día era llanto

ahora  muestra su risa

ya han aguardado bastante

diez lunas y mil días…

y pasaran milenios

de espera envejecida

aun desde ahora se hayan

las fuerzas de verdugos, reducidas…

hambrientos por devorar desde hace tiempo

a la presa  prometida



eso ha dicho la bruja del bosque

que vive en su guarida

junto a serpientes venenosas

que se arrastran furiosas

soportando la espera

de digerir la noticia

ya han mudado de piel

por enésima vez

y así continuaran

cambiándose las mascaras…

pero ella…la luna



sobre su blanca tez

regala una sonrisa…

que expectante silencio

que noche más oscura

que estupidez más grande!

esperar que La Luna

caiga como si nada

sin batalla, sin lucha…



no saben que los lobos

ya rodean la llanura

y el silencio mezquino

se llenara de música

pues ya marchan los grillos

y las aves nocturnas

ya se abren los jazmines

con perfumes de musas

y el viento frio de invierno

ha viajado de lejos





para celebrar… un nuevo comienzo!

 una Nueva Era…

 una Nueva Luna…