Acerca de mí

Mi foto
Soy Mexicana, amo la literatura en general...hablar de letras es hablar de la vida, de la pasion que siento al escribir, desde muy niña. les invito a adentrarse en este espacio poetico donde se encontraran con sus sueños olvidados y volveran a renacer en el maravilloso mundo de las letras, todos los nombres y personajes que aparecen en la escena de cualquier poema o novela son totalmente ficticios, todos fabricados en la imaginacion de esta servidora, cualquier parecido con la realidad es solo coincidencia.

25/03/2012

Pasión en los viñedos (Novela)






Pasión en los viñedos





Cap. I


La pequeña uva de oro





Se  reflejaba la luz del sol en Gattinara, en la región de Piamonte, sobre  los viñedos de Feromonti, en Italia, la vieja mansión era propiedad de los Feromonti, familia adinerada que había amasado una fortuna, con la producción y exportación de vinos desde 1927. Era costumbre familiar legar la responsabilidad  a los varones, Luciano Feromonti, el abuelo , era quien estaba a la cabeza de la compañía, un hombre fuerte  y distinguido, pero algo machista; pensaba que la producción y la administración era solo tarea de hombres.  Esa mañana esperaba a su nieta Giovanna que llegaría desde Cambridge, Inglaterra; ella había terminado su carrera de gestión de negocios, con el pesar del abuelo que le había exigido hacia 7 años que se quedara  en la mansión  a cuidarlo. Luciano adoraba a sus nietos, pero Giovanna era su pequeña’ uva de oro’;  la había llamado así cuando de niña, recorría los viñedos en busca de la uva de oro, que ella en su imaginación, creía que existía.  Así se fue empapando de ese ambiente campirano y bohemio, pero también fue adquiriendo destrezas y conocimientos sobre el proceso de añejamiento y producción del vino; y es que, desde que sus padres murieron en aquel accidente de avión,  se había quedado tan sola, y había derramado todo su amor en sus abuelos, no tenía hermanos, salvo algunos primos irresponsables y superficiales,  a quienes se les había legado la responsabilidad de estar al frente de la producción. Ella le demostraría a su abuelo que se había formado un carácter, que amaba los viñedos, y que podía ser de mucha ayuda en la compañía.


Sonó el teléfono, Livia, el ama de llaves llevo el inalámbrico al sr Feromonti. - Hola?- Llamo una voz de mujer-si? Quien habla? -Dijo Luciano, -soy  Giovanna! No me reconoces abuelo?


Se quedaron hablando unos minutos y después el sr Luciano llamo al chofer para que lo llevara hasta el aeropuerto, el mismo recibiría a su querida nieta.


Momentos después Luciano veía a través del cristal de la puerta de espera a los pasajeros que bajaban del avión proveniente de Inglaterra, pero no reconoció a Giovanna que lo miraba con ternura a unos metros de él, ella le sonrió, y por fin el abuelo volvió a ver detrás de aquella mujer a su bella nieta.


Se abrazaron emocionados, después de tanto tiempo ellas volvía al viejo hogar que siempre extraño.


 Al llegar a la mansión, Livia salió a recibir  a su querida Gio, como le decía cariñosamente; - nana!  por fin vuelvo a verte! Estas igualita, no ha pasado el tiempo por ti, dijo abrazándola!   Y tu estas irreconocible niña Gio, te has puesto más bonita de lo que eras!...entre broma y broma caminaron por la vereda de piedra, flanqueada por árboles. Debes traer hambre, quieres que te prepare algo? Dijo Livia- si por favor nana! la pasta con queso azul que tanto me encanta! Mientras me daré un baño. Gio se encamino detrás de Pía, la mucama, ella le mostraría su habitación…como si Gio hubiera olvidado el camino a ella, había recorrido tantas veces los interminables pasillos y los tenia grabados en su memoria y en el corazón a detalle. Cada cuadro en la pared le narraba una historia, un pasado que pudo haber sido y no fue…a tres habitaciones de la suya, vio una representación de ‘las meninas’, se detuvo…observando cada pincelada…delineo  con el índice lentamente la rugosa superficie… inevitablemente tuvo que recordar a un pintor… Virgilio, el joven pintor que le había robado el corazón en aquel beso cuando ella era adolescente; el solía visitar a la familia muy a menudo, ahora era un pintor famoso, lo último que supo es que vivía en Florencia


Alli tenía una galería donde presentaba sus obras… Virgilio Conti, su cuerpo se estremeció tan solo al recordar su mirada, y aquella seductora voz que la arropaba en sus sueños de juventud.


La voz de Pía la saco intempestivamente de su letargo, señorita Giovanna, esta es su habitación, gusta usted que le prepare la ducha? – prefería estar sola, de pronto sintió mucha tristeza, ese cuadro le había sacado a su  recuerdo las profundas heridas de aquel gran sentimiento! – no Gracias Pía, puedes retirarte. Lloro bajo la ducha, desahogando la pena que llevaba en el alma.


Eran las 11 de la mañana,  luego de desayunar, monto un caballo y fue a recorrer el gran valle, los viñedos le parecían más tristes ahora…regresaba y se encontró al abuelo, -Gio, que te pareció el paseo? fue muy largo abuelo.  Luciano contesto riendo,-¿ sabes que compramos las tierras vecinas, para extender los viñedos?, la producción no era suficiente, de pronto empezamos a exportar nuestros vinos a  Latinoamérica y necesitamos más cultivo, por cierto hija, mañana llega un ingeniero agrónomo  de los Estados Unidos, vio nuestras técnicas de cultivo en un documental publicitario, y tomara un curso para la compañía vitivinícola para la que trabaja, se establecerá una temporada por acá, y quisiera pedirte que te encargues de atenderlo.- Claro que sí, abuelo, lo hare, no te preocupes, y además será un placer para mi poder ayudarte-.


Ya en su habitación, intento dormir bebiendo una taza de té caliente, pero los viejos recuerdos, las viejas sensaciones de su último encuentro con Virgilio, quemaban su piel como el calor del verano que se acercaba…


El nuevo día la sorprendió cuando un rayo de sol le acaricio la cara, aparto las sabanas y se dio un estirón pensando que el porvenir le traería el olvido que tanto anhelaba…


Luego de una ducha, bajo a desayunar unas deliciosas tostadas con miel, fruta fresca y jugo de arándanos. Livia la reprendió diciendo…eso es todo? Por eso estas tan delgada, necesitaras energía y mucha para lo que te espera…-sí, nana ya sé que tengo mucho trabajo que hacer,-…pero Livia no hablaba precisamente de las obligaciones en la viña…ella mejor que nadie, conocía el pasado idílico entre el famoso pintor y ‘Gio’, y es que había leído el diario de esa mañana, en la portada de la sección de Arte  se encontraba Virgilio Conti, llegaría a la provincia en dos semanas. Pero Livia era muy discreta, no iba a contarle nada; dejaría que ella misma leyera el encabezado… su café  sr Luciano? No,  esta vez tomare un té,…ah! Y me traes el diario por favor,…Livia deposito el diario sobre la mesa, junto al Sr Luciano, que comenzó a comentar las noticias con su nieta, y entre charla y charla, Giovanna escucho con sorpresa, -recuerdas a Virgilio Conti, el pintor? Llegará dentro de unos días para abrir una galería de arte-


Ella intento disimular sus nervios ,- creo que si lo recuerdo, abuelo-


…como podía decir eso tan fríamente… si lo había extrañado cada día…ya sin ilusiones, recordaba que siempre fue un... le invito a seguir esta apasionante  historia en el proximo capitulo.      






No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.